Prepárate para ser más libre… y sin problemas económicos.

cropped-woman-865021_640.jpg

 

Ahí van una serie de estrategias para que aumentes tu nivel de libertad y de riqueza!

Estas estrategias pueden ser aplicables tanto si tienes una empresa cómo si trabajas para otras personas. En tu puesto de trabajo también tendrías que tener en cuenta estas estrategias.

  • Crea valor. El primer error que puedes cometer a la hora de aumentar tu riqueza es querer crear dinero. Como sea, de cualquier manera. Esto va a hacer que pierdas tiempo y oportunidades. En lo que te tienes que centrar es en crear valor, que los demás necesiten tu trabajo y lo reconozcan. De esa manera, se genera riqueza, ya que van a darte dinero por ello y te vas a sentir menos frustrado.
  • Pregúntate como puedes beneficiar a los demás. Tu talento siempre va dirigido a un propósito. Y, aunque lo que todos buscamos es ganar dinero como último objetivo, lo que de verdad importa es para qué sirve tu talento. Pensar en soluciones para los demás te dará la clave.
  • Ten un buen impacto en la sociedad. Ya hay demasiadas empresas que simplemente buscan el modo de lucrarse y se olvidan de cómo les ve la sociedad. Debes intentar que tu negocio genere una buena impresión y que la gente hable bien de ello. De esta manera invertirán más dinero y recursos.
  • Haz una lista con las razones por las que tu negocio no va bien. Esto es lo que piensas que tu negocio tiene de malo o que no está siendo productivo. Elimina las excusas y concéntrate en mejorar los puntos flacos y trabaja duro.
  • Creas valor pero no dinero. Puede que te ocurra al contrario y crees valor, pero no ingreses. Si te encuentras esta situación lo que tienes que hacer es escuchar a tus clientes. Te van a decir lo que no funciona, lo que no les gusta y lo que necesita mejorar. Ellos mismos te van a dar las soluciones al mencionar los problemas.
  • Quizá el problema también esté en la comunicación. Puede que no comuniques bien lo que quieres hacer, o que los clientes lo entiendan mal. En este caso debes volver a plantearlo y asegurarte de que todo el mundo lo entiende como tú.
  • Modifica tu oferta. Muchas veces la gente compra los productos en otros sitios porque la ley de la oferta la demanda funciona así. Estás en el mercado y nadie cede. Tienes que adaptar tu oferta para ser lo más competitivo posible.
  • Siente que te mereces más dinero. Si no te lo crees tú, nadie lo va a pagar. Deja de pensar en lo que ganas y en cuánto tiempo, para pensar en lo que puedes llegar a ganar.
  • Si ganas más dinero, no te lo gastes inmediatamente. Este es un error muy común. Comienzas a ganar dinero y ya piensas en ajustar tus cuentas y hacerlas más elásticas, o comprar cosas que en realidad no necesitas ya. Ahorra e invierte lo que ganes en mejorar en el futuro.

Siguiendo estos consejos,   y teniendo un hábito de ahorro con el que fijes tus presupuestos regularmente, conseguirás ingresar más dinero y mantener una buena parte de él. Quizás no llegues a tener un gran imperio, pero podrás cumplir muchos de tus sueños ¡a por ellos!

 

Ferran F. Danés.

Coaching & Mentoring financiero.

Anuncios

Gasta más en aquello que más te guste… y mejorarás para siempre tu economía.

Parece contradictorio pero es el fruto de la experiencia de trabajar con personas que su objetivo es mejorar su situación económica. Gastar más en aquello que realmente nos gusta es la mejor manera, y diría casi la única, de solucionar nuestra economía personal.

Normalmente, nos planteamos que si queremos mejorar nuestra situación económica primero pensamos en ganar más dinero para poder ahorrarlo. Lamentablemente esto no suele funcionar en un alto porcentaje, ya que la solución viene de la diferencia entre ingresos y gastos y no sólo en un concepto.  La experiencia me  indica que los mayores problemas económicos vienen de personas con unos ingresos medios altos que se gastan en cosas que realmente no les gusta.  

Mayoritariamente los problemas de dinero  vienen por la parte de que gastamos en cosas que realmente no queremos ni necesitamos.

La mayoría de nosotros, cuando nos dicen  que tenemos que ahorrar  ya nos ponemos a la defensiva ya que empezamos a ver el problema del lado negativo. ¿cuantos recortes tendremos que hacer? ¿que sacrificamos? etc etc etc.

Si conseguimos empezar a ahorrar, nos dura un poco de tiempo y solemos volver a caer, pasados unos meses o incluso semanas o días,  en los mismos gastos e incluso más por aquello de la falta de constancia y fuerza de voluntad. ¿te suena esto?

Creo que esto ocurre porque el planteamiento de inicio es erróneo. Las personas nos movemos por motivaciones y no por restricciones. Hay un frase que siempre se me quedó en la mente en un libro que leí hace unos años y que decía (lamento no poder referenciar la cita) : “Por qué conformarse con la cultura del esfuerzo si existe la cultura de la pasión”.

La cultura de la pasión es la fuerza más grande de los seres humanos. Si destinas tu dinero en aquellas cosas las cuales realmente y profundamente deseas  y tienes pasión verás que dejarás de gastar dinero en aquellas cosas que no necesitas y son superfluas para ti. Es un proceso progresivo pero constante. Gasta el máximo  dinero en aquello que realmente te motive. 

Sólo debes conectar tu vida con tu economía. En la entrada anterior te expuse una manera de hacerlo. Inténtalo. Son  absolutamente impresionantes los resultados que vas a obtener.

Te recomiendo que no quieras resolverlo todo en un breve plazo de tiempo. Párate y analizalo varía veces. Deja pasar unos días y unas noches  para consolidar tus objetivos. Sé sincero contigo mismo. No tiene más secreto. Si no puedes hacerlo solo algunas personas te podemos ayudar.

 

Ferran F. Danés.

Coaching & Mentoring Financiero.

 

 

¿Tienes tu economía conectada con tu vida?

a_corner_of_the_world-wallpaper-1280x1024images3

 

¿Coinciden tus intereses de vida con el destino de tus gastos?

Os propongo un ejercicio para que podamos reflexionar que estamos haciendo con nuestra economía. Tener consciencia de lo que estamos haciendo es el primer, y más importante, paso para tener una economía personal próspera.

Toma papel y lápiz y divide la página es dos mitades; una al lado de otra.

En la columna de la izquierda anota tus principales intereses de vida, tus deseos de forma de vivir, tus metas, objetivos, etc. A modo de ejemplo puedes tener: viajar, disfrutar de hijos, família, amigos, vivir en casa de campo, surfear por el mundo, hacer trekking y/o travesías por alta montaña,  realizar visitas a museos, etc, etc etc.

En la columna de la derecha apunta por orden de mayor a menor, los principales gastos anuales que tienes. A modo de ejemplo: Pago piso/apartamento en ciudad,  crédito coche, suministros , colegio privados hijos,  ropa, comida, etc.

Una vez hayas realizado de forma sincera estas dos listas, compara y analiza si destinas el dinero mayoritariamente a aquello que realmente deseas.

Si destinas más del 50% del dinero a actividades que no se encuentran en la primera columna probablemente tendrás que reflexionar. Quizás este sea el primer paso para empezar a tomar aquellas decisiones que te acerquen más a tus valores de estilo de vida. Seguramente las decisiones te parecerán muy lejos en un primer momento.

Te recomiendo que empieces poco a poco. Con algo muy fácil  de cambiar y de conseguir. Esto debería animarte para poder continuar con tareas que quizás  día de hoy parecen inasumibles.

Animáte a hacerlo y a reflexionar. no tengas prisas. Este ejercicio te pondrá la semilla en tu cerebro para que poco a poco vaya creciendo tu conexión contigo mismo. Puedes compartirlo con el resto de personas o directamente conmigo. Quizás te pueda ayudar a conseguir alguno de los objetivos de “vida ideal”.

Atentamente

 

Ferran F. Danés.

Coaching & Mentoring financiero.

 

¡Alejate de utilizar las tarjetas de crédito!

 

visacortada

 

Las tarjetas de crédito utilizadas para solicitar un préstamo o para aplazar el pago son armas de destrucción masiva. Debemos alejarnos de ellas lo más posible, especialmente si eres un usuario habitual del crédito.

Las tarjetas de crédito nos inducen a gastar lo que no nos podemos permitir y han sido, y están, siendo la mayor causa de la ruina de muchas personas y familias.

Detrás de la facilidad de la disposición está una trampa la cual nos será muy difícil salir. Tienen unos intereses  de mínimo del 15% y la mayoría de ellas están por encima del 20%. Esto implica que por una disposición de 1000 euros, al cabo del año deberemos devolver al menos 1200 euros.

Entrar en este espiral de crédito es absolutamente peligroso. Los impagos de las cuotas se pueden volver a refinanciar y entonces los intereses son incluso superiores. !Nos tienen atrapados financieramente!!!! Perdemos libertad.

Después de ver a centenares de personas con problemas económicos, mi encuesta particular me dice que más de dos terceras partes  ( más del 66%)  de los casos vienen asociados al uso de las tarjetas de crédito a crédito.

Recomiendo que si estás endeudado por estas deudas, reduzcas tus gastos inmediatamente para pagar progresivamente las deudas de las tarjetas. Suelen ser las de mayor tipo de interés.

¡Empieza ya! No lo dudes. Si no te ves capaz, un coach financiero te puede ayudar a planificar y hacer más eficiente y motivador la eliminación de deudas en cascada.

Finalmente, si quieres no utilizar dinero en efectivo, hazlo con tarjetas de débito. Estas te cargan la compra/gasto al momento y si no dispones de saldo entonces no podrás pagar. Es la mejor manera de controlar tus gastos y sólo gastar lo que te puedes permitir. Es el primer paso para empezar a ser libre financieramente.

Me gustaría que mandases mensaje con la foto de tu tarjeta de crédito cortada con tijeras. Haremos un gran montaje fotográfico con todas las tarjetas cortadas.

Atentamente.

Ferran F. Danés.

Coaching & Mentoring financiero.

 

 

¿Te crees más bueno que Messi sin haber jugado ni un partido de fútbol?

messi.jpg

 

De otra forma la pregunta podría ser ¿ Crees  que compitiendo con los mejores inversores del mundo, analistas de inversión de Wall Street, físicos, matemáticos… los cuales todos llevan estudiando durante años el mundo de la inversión en bolsa nos van a dejar ganar dinero?  Sinceramente, ¿nos creemos tan listos?

También la pregunta de otra forma. ¿pretendemos ganar dinero sin hacer nada, o dejándolo en manos de un tercero  para que gestione nuestro dinero y despreocupándonos de todo?

¿Es tan fácil todo este mundo?

¿Si el mercado  y la bolsa de valores tiene un dificultad de, por ejemplo 9, cuánto sabemos nosotros de ello para entrar a competir?

Desgraciadamente, mucha gente se atreve. De hecho yo mismo fuí uno de ellos hace muchos años. A pecho descubierto nos ponemos a invertir en bolsa y nos creemos que, porque la diosa fortuna puede haber ido a nuestro favor en nuestras primera operaciones, ya  somos unos cracks y más listos que nadie. O sea, competimos contra Messi (o Ronaldo, para no herir ninguna sensibilidad) sin haber jugado ni un partido de alevines ni infantiles ni incluso de amateur y encima pensamos que somos mejores que ellos. Recordemos que la bolsa es un juego que no puede haber empate. Siempre hay ganadores  y perdedores.

El resultado final por supuesto es el que debe ser: Más del 95% de los particulares que invierten en bolsa acaban perdiendo dinero. Después de unos cuantos disgustos empecé a estudiar que hacían los que formaban parte de este 5%. Ahí empezó mi aventura. He jugado ya algunas ligas de distintas categorías y aunque he perdido algunas batallas he conseguido mantenerme firme y todavía estoy vivo. He tenido que aprender la técnica, la táctica, estudiar el rival, prepararme las defensas, las protecciones, etc etc etc.  Todo esto son años de trabajo, decenas de libros, muchas horas de clase, partidos perdidos, etc, etc etc. Mi conclusión no podía ser otra; cuando en teoría más sé, empiezo a ver que acabo de empezar. Hay miles de tácticas, técnicas, sistemas,  jugadores, ….

No creo que llegue ningún día a ser el Messi de las inversiones; dícese por ejemplo  Warren Buffet, pero he logrado mantenerme en el campo y creo que sé cómo moverme dentro de él. He aprendido a conocer lo que pasa cuando los vientos son favorables y cuando  vienen vientos en contra. Cómo decía Warren Buffet, el buen inversor se detecta cuando baja la marea. Es allí que se ve si uno va desnudo o con bañador…

Otra pregunta. ¿crees que Messi aprendió jugar a fútbol mediante un curso gratuito de 5 horas  que  además le regaló su rival? Pues es lo mismo que hace mucha gente hoy en día. Pensar que haciendo un curso gratuito de bolsa de un broker on line  esto le va  permitir jugar y ganar  la Champions League de las inversiones.

Disculpad las comparaciones pero esto es lo lamentablemente mucha gente, seducida por la gran industria financiera, piensa, acaba apostando y perdiendo su dinero. Ellos ya han conseguido sus comisiones de gestión, corretaje, depósito, etc etc etc. Garantías de resultado prácticamente ninguna.

Sólo con que una persona que lea esto se plantee  que antes de hacer inversiones en bolsa (fondos de inversión de renta variable incluidos) sepa que antes se tiene que formar ya me daré por satisfecho. Leer libros es la forma más económica de aprender cualquier especialidad. Si quieres acelerar algo el proceso de aprendizaje tendrás que buscar un buen profesor /mentor pero  tampoco podrás pretender que el profesor aprenda por ti.

Un fuerte abrazo.

Ferran F. Danés

Coaching/Mentoring Financiero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Disculpad esta pregunta pero sinceramente creo que se adapta bien a lo que me gustaría explicaros hoy.

Es muy recomendable separar el dinero del ahorro del destinado a las inversiones.

17494808-tiro-detallado-de-fajos-de-billetes-en-moneda-d-lar-de-estados-unidos-sobre-fondo-blanco-foto-de-archivo

El dinero destinado al ahorro no es el mismo que el dinero destinado a las inversiones. Deberían ser zonas completamente estancas.

Es conveniente que cuando puedas empezar a ahorrar, este dinero lo vayas acumulando o bien en casa o en un banco. Es recomendable no tocar este dinero ni hacer nada con el salvo urgencia, muy urgente, de un pago imprevisto. El objetivo sería  acumular un colchón hasta que puedas conseguir unos ahorros que te permitan vivir unos meses de este dinero por si te aparece algún problema o no puedas ingresar durante un tiempo. Recomendaría que fuese un mínimo de 6 meses pero el objetivo ideal sería de dos años.

Durante el tiempo de ahorro lo mejor sería no  hacer nada con este dinero y ver cómo se acumula poco a poco. Cómo mucho recomendaría ponerlo en un depósito a plazo fijo de un banco solvente. Nada de acciones, fondos de inversión, planes de pensiones, etc etc etc.

Este dinero del ahorro debería estar quieto siempre. Apartado del resto.

Una vez tengamos, después de años de esfuerzo de ahorro, sí nos podemos empezar a plantear a empezar a acumular dinero para inversiones. Este dinero tendrá otro tratamiento y debería ya funcionar a parte de nuestra economía. No deberíamos destinar dinero de nuestra vida habitual a las inversiones.

La mezcla de “dineros” es un importante problema de muchas personas que he trabajado con ellas y es altamente contraproducente. Si el dinero que inviertes es demasiado necesario para ti, entonces no podrás ser lo suficientemente pasivo que se precisa ser en las inversiones para conseguir buenos resultados.

Espero  que no realices este error. Tu vida va a ser bastante más tranquila.

 

Ferran F Danés.

Financial Coaching &Mentoring.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te suenan los nombres: Amazon, Google, Apple, Netflix, Visa, Facebook, Inditex, etc etc, etc?

 

 

Muy probablemente os sonarán la mayoría de estos nombres. Son empresas que muchas de ellas, en los últimos años, han entrado en nuestras vidas. Hasta incluso diría que, de algunas de ellas, nos costaría ahora mismo renunciar. Parece como si hubiesen estado desde hace mucho tiempo con nosotros y además parece que estarán muchos años.

¿Para qué te quiero contar esto? Pues he querido escribir estas lineas por la consultas que tengo de mucha gente. La pregunta suele ser muy recurrente ¿donde puedo invertir mi dinero? ¿qué me aconsejas?

Normalmente mi respuesta es siempre la misma. Invierte en tí mismo y en tu formación. La cara que desilusión que mucha gente pone cuando le respondo esto suele ser muy habitual. De todas formas, a continuación me suelen decir, vale vale, en formación pero y  ¿ algo más? .

Cómo no se trata de ir por allí desilusionando a la gente, intento responder algo más. Eso sí, siempre intento cumplir una norma interna que me impuse hace tiempo a mi mismo: no recomendar nunca inversiones y/o activos concretos.

La razón principal es que yo no puedo leer  ni adivinar el  futuro. Estoy convencido de esto y que nadie puede hacerlo aunque haya algunas personas que se atreven a creer saber, e incluso publicar, lo que hará una empresa en concreto en el futuro. Personalmente me intento alejar de los consejos de “expertos” adivinatorios. Ya en su día les hice caso  y todavía me duelen en el bolsillo, y en mi cabeza, los disgustos.

Retomando la respuesta a la pregunta ¿dónde puedo invertir mi dinero?  Dejando a un lado las primeras respuestas ordenadas que serían: en tu formación y  en tu negocio yo les suelo contestar….

Mira y estate atento a tu alrededor. Tu mismo lo puedes ver. Mira las empresas que empiezan a triunfar en nuestro entorno y que van creciendo cada año. Estate atento a la calle y sabrás donde invertir tu dinero. Mira los negocios de éxito que cambian la vida de millones de personas y ahí está una respuesta. Invierte en ellos. ¿Sabes que puedes ser propietario de una parte de esta empresa?

¿Cómo? En la bolsa se compran y venden  miles, e incluso cientos de miles, pequeñas partes de estas empresas y tú te las puedes quedar durante un buen tiempo. Si ellas continúan creciendo, tus inversiones crecerán con ellas.

¿Algunos datos?

Todos estos datos los puedes comprobar en cualquier buscador de acciones que, incluso gratuitos, circulan por internet. Te recomiendo que para ver las cosas con perspectiva, configures los gráficos que se vea desde el inicio del valor, que las barras que se muestran sean mensuales y que la escala sea logarítmica.

Si hubiésemos invertido 1000 euros en:

  • Google el año 2005 ahora tendríamos 7.500 euros.
  • Amazon el año 2007  ahora tendríamos més de 15.000 euros
  • Apple el año 2006  ahora tendríamos 22.800 euros
  • Visa el  2008 año ahora tendríamos 5.500 euros
  • Facebook el año 2014  ahora ya tendríamos 2.800 euros

!Has visto la rentabilidad que tienen!

Busca y aprende a  cómo poder invertir en empresas como éstas, a protegerte de grandes pérdidas por si las cosas no van cómo habías pensado y a que la variación de la moneda (dolar, yuan, dolar australiano, etc)  no te afecte al valor real de la empresa.

En definitiva,  os aconsejo que esteis atentos a la calle, a Internet, a noticias, a empresas de éxito y/o que tú mismo utilizas o compras. Olvídate de consejos y ruidos de fondo que muchos de ellos, o bien, son intencionados o cortoplazistas. Tu mismo puedes ver si son empresas de éxito o no!!!! Decide tu mismo. Utiliza tu sentido común.

Si tienes alguna duda o consulta, puede escribirme más abajo.

 

Ferran F. Danés.