La mejor manera de ahorrar dinero es gastar lo que queda después de ahorrar.

 

Gasta durante el mes lo que queda después ahorrar. Intentar hacer al revés, ahorrar de lo que queda después de gastar es muy, muy difícil. Así lo indica mi experiencia con decenas de clientes con los que he trabajado.

Aunque tu salario o ingresos sean muy bajos y creas que no puedes ahorrar nada te invito a empezar por pequeños que sean tus ingresos. Pueden ser incluso 10,20 o 30 euros (o $). Empieza a principios de mes a separar en una cuenta del banco distinta  o en un sobre en casa la cantidad con la cual has decidido empezar. Después no cuentes para nada con este dinero para pasar el mes.

Sé realista y empieza por cantidades que, aunque parezcan pequeñas, te enseñarán a ahorrar. Estoy seguro que tu motivación a ahorrar empezará a aumentar y te sentirás mejor. Este debe ser el principio de tu nueva manera de gestionar tu economía personal.

No pretendas pasar de ahorrar nada a ser un gran ahorrador. Los cambios deben realizarse siempre poco a poco incorporando nuevas mejoras y hábitos de forma progresiva pero lenta.

Cuando ya tengas este hábito y hayas podido reunir unos ahorros, aunque éstos sean pequeños, ya podrás empezar a ver cómo podemos incrementar tanto nuestras cantidades ahorradas como  nuestros ingresos para poder aumentar nuestra capacidad de ahorro. Recuerda que nuestro ahorro va asociado a nuestra capacidad de ser más o menos libres.

Saludos cordiales

Ferran F Danés.

Coach Financiero. Economía de las personas.

 

Anuncios

Las tres formas comprobadas para ganar en bolsa.

 

images

 

 

Hoy me gustaría compartir con vosotros un artículo escrito por Victor Alvargonzalez para  el confidencial el cual define muy bien  tres formas posibles de ganar dinero en bolsa.

http://blogs.elconfidencial.com/mercados/telon-de-fondo/2014-03-22/las-tres-formas-comprobadas-de-ganar-en-bolsa_105521/

Vereis que tiene bastante sentido común y se ajusta mucho a lo que intento explicar siempre; hay que tener un sistema claro para inverir. Incluso el primer sistema de comprar y no mirar en 30 años es un sistema.

Saludos

Ferran F.Danés.

Coach financiero.

 

 

 

 

Para invertir debes tener un sistema.

d5737-libro1

La única manera de tener éxito continuado en las inversiones es tener un sistema. Este sistema te marcará el tipo de activos en los cuales vas a invertir, que características tienen, a qué precio hay que comprar, a qué precio hay que vender, conocer qué  haremos si no funciona cómo nosotros esperábamos, etc etc, etc.

El componente azar es absolutamente residual en el mundo de la inversiones. Debemos actuar cómo verdaderos profesionales en nuestra inversiones. Estos saben perfectamente la mayoría de variables significativas  que van a influir en sus inversiones y conocen de antemano de forma muy aproximada la rentabilidad mínima que van a obtener. Este comportamiento es esencial para no perder nuestro dinero que tanto nos ha costado ganar.

En caso de no tener un sistema claro más vale que tengas quieto tu dinero. Pero si te atrae el mundo de las inversiones, entonces fórmate o contrata un asesor o coach para que te enseñe a hacer tu propio sistema. Pero no te confundas, ser un inversor no es delegar a alguien un dinero para que nos lo gestione. Es tener los conocimientos necesarios para que podamos ser nosotros mismos los que tomamos nuestras propias decisiones. Nadie procurará tanto por nuestro dinero como nosotros mismos.

Y no olvides que no sólo existen las inversiones que nos ofrecen, hoy en día, nuestras omnipresentes entidades financieras. Allí fuera hay mucho más, sólo hay que apartar un poco las cortinas o el telón que ellos nos han colocado.

Atentamente

Ferran F. Danés.

Coach Financiero (especializado en Inversiones).

 

 

¿Te suenan los nombres: Amazon, Google, Apple, Netflix, Visa, Facebook, Inditex, etc etc, etc?

 

 

Muy probablemente os sonarán la mayoría de estos nombres. Son empresas, muchas de las cuales, en los últimos años ya han entrado en nuestras vidas. Hasta incluso diría que, de algunas de ellas, nos costaría ahora mismo renunciar. Parece cómo si hubiesen estado desde hace mucho tiempo con nosotros y además nos parece que estarán muchos años.

¿Para qué te quiero contar esto? Pues he querido escribir estas lineas por la consultas que tengo de mucha gente. La pregunta suele ser muy recurrente ¿donde puedo invertir mi dinero? ¿qué me aconsejas?

Normalmente mi respuesta es siempre la misma. Invierte en tí mismo y en tu formación. La cara que desilusión que mucha gente pone cuando le respondo esto suele ser muy habitual. De todas formas, a continuación me suelen decir, vale vale, en formación pero y  ¿ algo más? .

Cómo no se trata de ir por allí desilusionando a la gente, intento responder algo más. Eso sí, siempre intento cumplir una norma interna que me impuse hace tiempo a mi mismo: no recomendar nunca inversiones y/o activos concretos.

La razón principal es que yo no puedo leer  ni adivinar el  futuro. Estoy convencido de esto y que nadie puede hacerlo aunque haya algunas personas que se atreven a creer saber, e incluso publicar, lo que hará una empresa en concreto en el futuro. Personalmente me intento alejar de los consejos de “expertos” adivinatorios. Ya en su día les hice caso  y todavía me duelen en el bolsillo, y en mi cabeza, los disgustos.

Retomando la respuesta a la pregunta ¿dónde puedo invertir mi dinero?  Dejando a un lado las primeras respuestas ordenadas que serían: en tu formación y  en tu negocio yo les suelo contestar….

Mira y estate atento a tu alrededor. Tu mismo lo puedes ver. Mira las empresas que empiezan a triunfar en nuestro entorno y que van creciendo cada año. Estate atento a la calle y sabrás donde invertir tu dinero. Mira los negocios de éxito que cambian la vida de millones de personas y ahí está una respuesta. Invierte en ellos. ¿Sabes que puedes ser propietario de una parte de esta empresa?

¿Cómo? En la bolsa se compran y venden  miles, e incluso cientos de miles, pequeñas partes de estas empresas y tu te las puedes quedar durante un buen tiempo. Si ellas continúan creciendo, tus inversiones crecerán con ellas.

¿Algunos datos?

Todos estos datos los puedes comprobar en cualquier buscador de acciones que, incluso gratuitos, circulan por internet. Te recomiendo que para ver las cosas con perspectiva, configures los gráficos que se vea desde el inicio del valor, que las barras que se muestran sean mensuales y que la escala sea logarítmica.

Si hubiésemos invertido 1000 euros en:

  • Google el año 2005 ahora tendríamos 7.500 euros.
  • Amazon el año 2007  ahora tendríamos més de 15.000 euros
  • Apple el año 2006  ahora tendríamos 22.800 euros
  • Visa el  2008 año ahora tendríamos 5.500 euros
  • Facebook el año 2014  ahora ya tendríamos 2.800 euros

!Has visto la rentabilidad que tienen!

Busca y aprende a  cómo poder invertir en empresas como éstas, a protegerte de grandes pérdidas por si las cosas no van cómo habías pensado y a que la variación de la moneda (dolar, yuan, dolar australiano, etc)  no te afecte al valor real de la empresa.

En definitiva,  os aconsejo que esteis atentos a la calle, a Internet, a noticias, a empresas de éxito y/o que tú mismo utilizas o compras. Olvídate de consejos y ruidos de fondo que muchos de ellos, o bien, son intencionados o cortoplazistas. Tu mismo puedes ver si son empresas de éxito o no!!!! Decide tu mismo. Utiliza tu sentido común.

Si tienes alguna duda o consulta, puede escribirme más abajo.

 

Ferran F. Danés.

 

 

 

 

Hay vida más allá de los bancos y el sistema financiero convencional.

images (1)

La semana pasada estuve en unas charlas/conferencias acerca de la educación financiera dirigida , en este caso, a los integrantes  un colegio profesional de ingenieros en Barcelona.

Qué decir tiene que, dado que es una materia que no se enseña generalmente ni en las escuelas ni en la universidades, sea bienvenida cualquier iniciativa de este tipo. Estas charlas, por lo que he visto en la documentación  que entregaron a mi hijo  son una adaptación de las que explican en las escuelas de secundaria en Cataluña.

Pues bien, a medida que iban transcurriendo las charlas, y después de un interesante módulo de finanzas personales en las que se explicaba la importancia del ahorro y de vivir por debajo de nuestras posibilidades para tener una vida más libre,  al día siguiente se entró en el mundo de las inversiones.

Por lo que pude escuchar y seguir, la mayor parte de la conferencia fue basado en :

  • Entidades financieras
  • Utilización del crédito. Pólizas de crédito. Créditos personales.
  • “Compra de seguros”.
  • Hipotecas.
  • Fondos de inversión gestión activa.
  • Planes de pensiones.

En ningún momento escuche palabras tipo:

-Emprendimiento. Inversión en tu negocio.

-Aporte de valor, compromiso.

-No endeudamiento, reinvertir beneficios.

-Control del riesgo  etc etc etc.

y nada parecido a introducir algo de formación básica en inversiones fuera del sistema financiero.

Toda la charla de inversiones se fundamentaba en dejar el dinero que tanto nos ha costado ganar al sistema financiero tradicional y lo que yo digo … “encomendarse a la virgen” para la mayoría de las personas.

Durante la charla les comenté que pensaba que sólo nos habían mostrado una parte muy concreta de las posibilidades de inversión y de gestión del dinero que existen  y que esto del perfil de riesgo que tanto les gusta a las entidades bancarias me parecía al menos bastante curioso. El tema de vigilar y controlar las comisiones que nos cobran las entidades sí apareció. !!!!No duró más de tres segundos!!!!!

A continuación intenté  explicar que hay  formas de gestionar el riesgo  sin tener que encomendarnos a la virgen. Todavía me acuerdo de la cara de estupor que puso el conferenciante. Dejamos el tema rápidamente. Tampoco quise hacerme notar y que se saltaran su magnífico guión.

Mi conclusión en general es que no le interesa al propio sistema que nosotros podamos estar formados para gestionar nuestras propias inversiones, nos especialicemos y sepamos lo que estamos haciendo. Ahora, incluso camuflados de formadores en finanzas, llegan a los colegios de secundaria para continuar sembrando sus productos y que desde bien jóvenes les suenen las palabras créditos, hipotecas, planes de pensiones, etc etc etc.

Los datos así no van a cambiar nunca: Más del 90% de inversores en el sistema financiero tradicional acaban perdiendo dinero. El sistema casi siempre gana, los pequeños inversores casi siempre pierden…. ¿Deberíamos reflexionar no?.

 

Atentamente.

Ferran F. Danés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Emprender o estudiar un MBA?

emprendedorLa gran mayoría de quienes trabajan y quieren emprender piensan que un MBA (Master en Administración de Negocios) puede ser un buen paso para poder emprender en mejores condiciones. Sin embargo, si bien los MBA aportan nuevos conocimientos no es lo más adecuado para alguien que está buscando emprender y esta decisión va a depender de en qué tipo de organizaciones se quiere desempeñar y los motivadores personales.

Para poder emprender no es necesario tener un MBA, pero antes de tomar una decisión, es muy relevante entender en qué etapa de la vida nos encontramos cada uno de nosotros y que queremos en el futuro.

Las empresas, al igual que los productos, presentan un ciclo de vida que va desde la idea, pasando por la startup, para transformarse en un emprendimiento. Una vez que se ha estabilizado el modelo de negocio se transforma en una empresa y cuando esta cuenta con una escala relevante, podemos llamarla compañía.

En cada una de las etapas del ciclo de vida de las empresas se requieren de habilidades diferentes. En las primeras etapas se necesitan de habilidades basadas en el dinamismo, el trabajo desectructurado, la adaptabilidad y voluntad de cambiar rápidamente sin el temor de dejar atrás lo que se ha hecho.

Las habilidades de liderazgo del líder fundacional están basadas principalmente en la colaboración, la conquista del corazón de quienes conforman su equipo por un proyecto común.

En los emprendimientos predomina la eficacia por sobre la eficiencia, no importando si no fue de la forma más eficiente o menos costosa, después habrá tiempo para optimizar los procesos, un ejemplo de esto es el prototipo de productos/servicios, lo relevante es obtener la versión beta del producto, después podremos optimizarlo.

Por otro lado, en la medida que las empresas se hacen más complejas las habilidades requeridas son diferentes, la eficiencia se transforma en un factor que regula el actuar de las empresas.

En las organizaciones más grandes se requiere que las personas tengan habilidades de trabajo en equipo, obtención de resultados, alta especialización, surgen los temas organizacionales como claves para que estas empresas de mayor tamaño puedan funcionar adecuadamente. La eficiencia de los procesos y el uso de herramientas que le den soporte son claves.

¿Qué espero de mi vida?
Es por ello que antes de tomar la decisión de emprender o estudiar un MBA, es necesario que respondas ¿qué es lo que te gusta? ¿Cómo te ves en 5 años? Un MBA por su enfoque y propósito busca entregar herramientas y desarrollar habilidades para desempeñarse en empresas establecidas, dado que la especialización es muy necesaria en este tipo de organizaciones. Pero pensar que para emprender se requiere un MBA es no entender el propósito de este tipo de programas.

Muchos jovenes frecuentemente me preguntan esto, y yo les contesto con lo siguiente: si tú quieres emprender, ¿un MBA te enseñará a crear y formalizar una empresa?, ¿Te dirá cómo efectuar trabajo de campo para testear tus ideas?, ¿Te posibilitará conseguir financiamiento para tu proyecto?, ¿Te explicará cómo vivir en economía de guerra con tus finanzas personales y a bajar tu estándar de vida actual, todo con el objeto que tu proyecto salga adelante? La respuesta es obvia, NO.

Para muchos que dicen que quieren emprender y se plantean como paso siguiente el estudiar un MBA es porque en el fondo no quieren emprender, pero no es malo, no todos tienen pasta de emprendedores. Se necesita de personas que tengan un MBA cuando las organizaciones crecen, y en este otro mundo, el emprendedor que fue el impulsor del negocio ya no es la adecuada para este nuevo tipo de organizaciones ya que se requieren de otras habilidades, que son justamente las que pueden aportar las personas con mayor formación y especialización.

Es muy habitual que los emprendedores, una vez que han logrado que su proyecto crezca, se aburran porque lo que viene ahora es la estabilización del modelo de negocio y esta etapa no ofrece esa emoción que muchos de ellos buscan, la sensación de partir desde cero, de crear algo, de utilizar el ingenio para resolver un problema desaparece cuando las organizaciones alcanzan determinadas dimensiones, ese es el momento de dar un paso al costado y designar a un gerente general que se encargue de gestionar, hacer crecer y optimizar esta organización.

Un dato muy importante para ti, que estás pensando en emprender, es que los emprendedores exitosos tienen en común el hecho de haber fracasado y trabajado para otros empresas antes de emprender por sí mismos.

Los estudios universitarios no son suficientes para tener éxito en un emprendimiento y es mucho más ventajoso haber tenido experiencia laboral, ya que nos entrega la disciplina necesaria y la sensibilidad del impacto de nuestras decisiones, y por otro lado, es mejor aprender de los errores con el dinero de otros.

Saber cuál es mi “ADN”
Para saber cuál es mi “ADN” y saber si  uno se inclina más por organizaciones de tipo emprendimiento o de tipo corporativas, debes considerar que si te molestan las reglas, reclamas por los procedimientos, odias los formularios, te gusta la flexibilidad, te motiva el trabajo dinámico, eres creativo u odias la rutina (puedo seguir eternamente con este tipo de preguntas).

Entonces tú estás hecho para emprender por lo que si quieres estudiar, tienes que tomar cursos de emprendimiento, innovación, tecnologías, etc.

Por otro lado, si tu “ADN” te dice que te encantan las cosas claras, tener un horario fijo, quieres contar con un salario estable, amas los procedimientos y quieres ser el mejor en un determinado tema, te enorgullecerá trabajar en una empresa reconocida. Así que estás más hecho para trabajar en una compañía, por lo que un MBA te será de mucha utilidad.

Por tanto, si tú estás pensando en emprender o estudiar un MBA pregúntate en qué tipo de organización te sientes más cómodo y cuál es tu “ADN”, de esta forma podrás tomar la mejor decisión.

Eso si, si tienes más perfil de MBA te recomiendo que lo realices una vez hayas tenido contacto con el mundo de la empresa y tengas experiencia en ellas (varios años) . Te ayudará a sacar mucho más partido de tu MBA ya que te presentarán problemas que si no has tenido ninguna experiencia no les darás la suficiente importancia.

Espero que estas reflexiones te puedan ayudar.

 

Ferran F. Danés.

Los tres consejos clave de Tonny Robbins para los empresarios.

images12

 

Me gustaría compartir con vosotros tres consejos del empresario Tonny Robbins. Después de ver fracasar, lamentablemente muchos negocios, estoy muy de acuerdo con estos tres conceptos:

1. No inicies un negocio a menos que sea tu vida y tu pasión y que sea lo que harías aunque no te estuvieran pagando.

2. Encontrar la forma de entender a tus clientes más de lo que ellos mismos se conocen.

3. Hacer más por esas personas de lo que cualquier otro negocio está haciendo. Añadir más valor. Si haces ésto, tendrás clientes incondicionales.

 

Un fuerte abrazo

 

Ferran F. Danés