Utiliza a los bancos con inteligencia.

¿Utilizas a los bancos o son ellos los que te utilizan a ti?

No sé si te has planteado alguna vez esta pregunta. Yo reconozco que durante muchos años no, pero hace ya algunos que un  Coach financiero, con  el que trabajé, me hizo hacer una reflexiones muy interesantes de las cuales saqué mis propias conclusiones.

Los bancos y las entidades financieras, en el mundo en el que vivimos, son necesarios para el funcionamiento de la economía. A los particulares y pequeñas empresas  nos ayudan, por una parte, a gestionar nuestro dinero del día a día; cómo, por ejemplo, pagar  cómodamente recibos de la compañías de agua, luz, teléfono etc, y nos lo guardan y custodian a cambio de unos muy pequeños intereses. Nos facilitan crédito y hipotecas para pagar bienes, casas, televisores, etc,  y nos pueden prestar dinero para irnos de vacaciones y pagarlas después. Tienen también todas una serie de productos de inversión (fondos de inversión, planes de pensiones, brokers para acceder a la bolsa, etc etc)  que facilitan el acceso de nuestro dinero a inversiones en lugares y sitios que nos sería, a nivel particular, más difícil de acceder (digo más difícil pero no imposible ni mucho menos) . Para los más avanzados en finanzas disponen además de una larga lista de servicios y productos muy complejos.

Todo esto en principio es muy positivo pero debemos estar a alerta ya que muchas veces, lamentablemente, sus intereses no coinciden exactamente con los nuestros.

Evidentemente, cómo todas las empresas, su objetivo es vender; ellos venden dinero, otras empresas  venden otros productos y/o servicios. Sus empleados y directivos están entrenados en intentar ganar el máximo dinero posible pero es por esto que muchas veces sus intereses pueden no coincidir con los nuestros. Nuestro director del banco (o subdirector o empleado/a…) no es nuestro amigo; el defiende sus intereses y sus objetivos. En general deberíamos suponer éstos son lícitos y correctos pero  en los últimos años se ha demostrado que no siempre es así.

A mis clientes  más jóvenes e inexpertos, recomiendo que  sólo utilicen los bancos para aquello que nos dan servicio e huir de ellos para aquellos productos los cuales ellos hacen negocio con nosotros; créditos personales, tarjetas a crédito, e incluso hipotecas . Tampoco les recomiendo aquellos productos de inversión que, ganen o pierdan, los bancos siempre ganan su comisión (fondos de inversión, planes de pensiones, etc). Los motivos los iréis viendo en el blog pero os quiero avanzar dos conceptos básicos: huye de deudas ( si no es sólo para comprar activos) y aprende a seleccionar tus inversiones tu sólo; te evitarás muchos disgustos ( y gastos).

Saludos  a todos.

Ferran F. Danés.

 

Anuncios

Autor: Ferran F. Danés.

Coach Financiero. Especializado en Finanzas personales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s